Trufas de zanahoria y dátiles

Este mes estoy participando del desafío color y sabor de temporada. Encontré dátiles y busqué una idea saludable para preparar. Es un poco tarde para pensar en un verano sin polerón, pero no perdemos nada con intentar

Ingredientes:

– 150 grs de zanahoria

-150 grs de dátiles

– 2 cdas de harina de almendra

– 2 cdas de coco rallado

– 1 cda de esencia de vainilla
Preparación

Pelar y picar la zanahoria. Poner en la procesadora de alimentos junto a los otro ingredientes. Moler hasta lograr una pasta homogénea. Aquí yo tuve problemas para que se moliera así que agregué dos cucharadas de agua.

Porcionar la mezcla con una cuchara y dar forma de bolitas. Pasar por Coco rallado, cacao en polvo o semillas de sésamo.

Espero que les guste y prueben su propia versión

img_20170121_230459_hdr_1485095600362

Cupcakes de limón y buttercream de vainilla

Me siento tan feliz con esta receta, hace poquito (ha pasado un mes ya) les contaba lo difícil que ha sido para mí lograr el buttercream y esta vez lo logré. I feel like a boss. Estos cupcakes los hice para el baby shower de mi prima, no le cuenten a ella, pero en realidad no tenía ninguna receta probada, así que me lancé a la piscina y afortunadamente salió todo bien.

Como tuve que aprender haciendo, me basé en una receta de Osvaldo Gross. Cuando la terminé me pareció demasiado densa, así que le agregué un poco de leche. Puede ser porque los huevos eran muy pequeños, así que cuidado con eso.

Cupcakes de limón: 

  • 240 grs de margarina de horneo
  • 240 grs de azúcar (*nota para mi yo del futuro: los encontré un poco dulces, trata con menos azúcar la próxima vez)
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla
  • 4 huevos
  • 50 ml de leche
  • 350 grs de harina
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal fina
  • ralladura de 2 limones

img_20161209_182528_hdr-1

Para comenzar vamos a ir a buscar el molde de cupcakes, le pondremos los papelitos, prepararemos todos los ingredientes y encenderemos el horno. Porque somos cocineros muy organizados. Por lo menos ustedes, porque yo no.

Ahora sí, partimos mezclando la margarina con el azúcar hasta obtener una crema suave. Aquí yo pensé que era el fin del mundo, porque no se quería cremar. Para variar no me preparé con anticipación y la margarina estaba muy fría. Afortunadamente después tomó temperatura ambiente y se mezcló.

Después de la crisis, que ustedes por supuesto no van a vivir, es momento de agregar “los sabores”, así que puse la ralladura de limón y la esencia de vainilla. En alguna de mis clases me explicaron que es importante agregar el sabor cuando estemos trabajando con materia grasa, porque así tendrá mayor presencia en nuestra preparación.

Continuamos agregando los huevos uno a uno. Cuando estén bien integrados agregamos el harina, los polvos de hornear y la sal, previamente tamizados. Aquí yo miré mi mezcla y pensé: “ahora sí que esto no resulta, está demasiado denso”, pero me iluminó un rayito de luz y le agregué un poco de leche y funcionó.

Les mentiría si les digo, como todos hacen, que puse la mezcla hasta 2/3 del molde, porque hice eso con la primera horneada y pensé que habían quedado muy chicos, así que los puse llenos, fueron al horno por 15 minutos.

Cada horno funciona de manera diferente, así que pueden probar con una brocheta y si sale seca es momento de sacarlos.

Buttercream de vainilla

Siguiendo a los grandes, para el buttercream utilicé la receta de Anna Olson.

Ingredientes:

3 claras de huevo

1/4 taza de azúcar

1/4 taza de agua

1/2 taza de azúcar

250 grs. de mantequilla sin sal

1 cda de esencia de vainilla

Tip 1: Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente

Tip 2: Hay que usar mantequilla sin sal, sí o sí

Partimos poniendo las claras en un bowl, y las batimos a punto de nieve y agregamos en forma de lluvia el 1/4 taza de azúcar. A continuación preparamos el almíbar poniendo al fuego 1/2 taza de azúcar en 1/4 taza de agua, debemos llevarlo a 115°C. Si no tienen termómetro, tendrán que esperar a que aparezcan burbujas por toda la preparación. Ahora, volvemos a encender la batidora y agregamos cuidadosamente el almíbar. Luego agregamos la mantequilla en cucharadas o trozos pequeños y la esencia de vainilla. No debemos dejar de batir hasta que el bowl esté frío.

Ahora a decorar! Esta cantidad de buttercream me alcanzó para decorar 15 cupcakes.

IMG-20161210-WA0000.jpg

Tarta monstruosa para Halloween!!!

En mi blog dice que esta es la historia de mis aventuras y desventuras, pero en realidad nunca he contado algo que no me haya resultado.

Así que aquí va una, la historia de mi redención con el más grande de mis fracasos culinarios.

Pocas cosas he preparado que nadie se pueda comer, pero una vez de tanto ver en la televisión esas hermosas tartas de calabaza quise tratar de hacer una. El resultado: incomible. He intentado tratar de recordar que hice en ese momento para ver que mejorar, pero mis ganas de olvidar el fracaso parece que fueron mayores.

Siendo Halloween, había que hacer algo naranjo y negro. Así que era la oportunidad perfecta de intentarlo de nuevo. El resultado ahora: una tarta monstruosa (fea en apariencia, Rica en sabor)

Les voy contar como lo hice

Ingredientes:

Para la masa:

– 100 grs de maní

– 2 cdas de cacao en polvo

– 140 grs de galletas de vainilla

– 4 cdas de mantequilla

Aquí hay que usar mi técnica milenaria, ponga todo en una procesadora de alimentos, derrita la mantequilla y mezcle directamente sobre el molde que va a usar.

Para el relleno:

-900 grs de zapallo

-6 cdas de mantequilla

-250 grs de azúcar

– ralladura de 1 naranja

-1 cdta canela en polvo

– 7 grs de gelatina sin sabor

Esta idea es de mi hermana, ella me contó que originalmente había que cocer el zapallo al vapor. Así que si tiene una vaporera puede cortarlo en cuadrados de 2 cm y si no, pueden hacer como yo y cocerlos en agua hasta que estén suaves.

Lo siguiente, es molerlo en la procesadora, sin el agua de cocción. Ponemos el puré de vuelta en la olla y agregamos el azúcar, la canela y la mantequilla. Va a tomar un color más oscuro y estará menos líquido y será momento de agregar la ralladura de naranja y retirar del fuego. Este último paso es capaz de rescatar la receta, antes de agregarla es un poco extraña la mezcla, pero póngale naranja y boom maravilloso. Créditos a mi hermana por esto, últimamente le pone ralladura de naranja a todo.

Yo agregué gelatina sin sabor para que no se desarmara al cortarla. Hidraté 7 gramos de gelatina en 30 ml de agua, la disolví a baño María y la agregué a la mezcla anterior. Ponemos todo en el molde y la dejamos cuajar en el refrigerador. Esperamos 2 horas y podemos divertirnos decorando. Espero que les quede mejor que a mí.

Antes de la gelatina, la textura del puré es parecida a la de mermelada, así que bien podría servir como relleno de un kuchen o pan, que es como lo usó mi hermana.

Cheesecake de mango

Este mes me atreví a participar del reto color y sabor. Y es que no me podía resistir si la fruta de este mes era mango. Así que como yo me regaloneo sola, decidí hacer una de mis favoritos, cheesecake.

Reto Color y Sabor de Temporada

La verdad es que me gustó muchísimo como resultó y llevé una pequeña degustación al trabajo. Voy a presumir diciendo que le gustó incluso a quienes no disfrutan del mango. Sí, soy una presumida y qué!

Mejor voy a contarles como lo preparé para que puedan hacerlo y me den su opinión.

Ingredientes:

Base

  • 100 grs. de avena
  •  50 grs. de maní tostado
  • 25 grs de coco rallado
  • 25 grs. de azúcar
  • 70 grs. de mantequilla

Relleno

  • 220 grs de queso crema
  • 100 grs. de azúcar flor
  • 400 ml crema de leche
  • 18 grs. gelatina sin sabor
  • 100 ml de agua
  • 300 grs. pulpa de mango

Gelatina de mango

  • 200 grs de pulpa de mango
  • 10 grs de gelatina
  • 100 ml de agua

Preparación:

Poner avena, maní, coco rallado y azúcar en la procesadora de alimentos, moler y extender sobre el molde. Derretir la mantequilla y poner sobre la mezcla anterior, aquí hay que utilizar los dedos para mezclar. Cuiden que la mantequilla humedezca todas las migas para que pueda formar una base consistente. Ahora es momento de distribuir uniformemente la masa que formamos, es más fácil presionar con la parte de atrás de una cuchara y listo, tenemos la base.

2016-10-01-19-49-58

Ahora hay que preparar el relleno, no sé si esto es lo más razonable, pero yo comienzo montando la crema a punto chantilli. Como ahora hice la mejor inversión del mundo y tengo una batidora con pedestal, mientras la crema se bate, pongo a hidratar la gelatina con los 100 ml de agua. Aquí hay algo importante, cuando usemos gelatina es muy muy muy muy importante no ponerla en contacto con productos fríos porque va a cuajar rápidamente y tendremos grumos de gelatina en toda la mezcla. Así que como yo usé pulpa de mango y estaba congelada, primero la puse en un olla para que adquiriera temperatura.

Ahora miren la crema, si la dejaron batiendo a una alta velocidad apuesto que ya se les cortó, se puso amarilla y tiene líquido en el fondo.Ya no lograron hacer la receta, pongan todo en la basura y no cocinen nunca más!… ¿Sería terrible esto cierto? Así que vayan paso por paso, es mejor demorar un poquito más, que perder parte de los ingredientes y trabajar doble.

Ahora sí, continúo con el proceso, ponemos a cremar el queso con el azúcar hasta que esté suave. Disolver la gelatina a baño maría y mezclar con la pulpa de mango. Juntar estas dos preparaciones. Agregar  la crema batida con movimientos envolventes. Vaciar en el molde. Momento de ver un par de capítulos de su serie preferida y limpiar el desastre que hicieron mientras preparaban todo.Esto tiene que ir a refrigerador por dos horas.

Queda lo último, preparar la gelatina de mango. Nuevamente ponemos el mango a calentar, hidratamos y disolvemos a baño maría la gelatina y mezclamos. Cuidar que no esté muy caliente y poner sobre nuestro cheesecake. Ahora a esperar a que esté firme y a comer!

Ahora que lo escribí parece una preparación un poco laboriosa, pero les puedo asegurar que vale la pena completamente.Por si no me creen aquí van unas fotos, para que se entusiasmen y preparen la receta.

Calzones rotos, masas fritas típicamente chilenas

Si hay algo que me gusta comer en días lluviosos son cosas dulces y fritas. Una de mis recetas favoritas son los calzones rotos, un nombre raro para los que no son de chile. El problema es que cuando trataba de hacerlos por mi cuenta me quedaban duros, hasta que un día mi sabia madre me dijo: “pero hazlos como el pan” y me resultaron. Así que si hay alguien por ahí con el mismo problema le compartiré mi receta.

Ingredientes:

  • 500 grs. de harina
  • 2 huevos
  • 150 grs. de azúcar
  • 5 cdas. de leche en polvo (sí, leche en polvo. No me pregunten por qué, pero con esto quedan más ricos)
  • 2 cdas. de aceite
  • ralladura de una naranja
  • 1 cdta. de ron
  • 2 cdtas de polvos de hornear
  • agua tibia cantidad necesaria
  • 1 litro de aceite para freír

Preparación

Cernir el harina junto con los polvos de hornear, el azúcar y la leche en polvo. Formar una corona y agregar los huevos, el aceite, el ron y la ralladura de naranja en el centro. Juntar con los dedos desde el centro hacia afuera, integrando los ingredientes poco a poco. Agregar agua en pequeñas cantidades hasta tener una masa suave que no se pegue en las manos. Yo siempre pongo más agua de la necesaria, así que no se preocupen si les pasa, solo pongan harina sobre la mesa y amase hasta que no se pegue en las manos

Ahora es momento de utilizar el uslero para estirar la masa, debe quedar de unos 5 milímetros de grosor, y tenemos que cortar rectángulos. Luego cortamos en el centro y pasamos una de las esquinas por ahí. (Juro solemnemente que cuando prepare esta receta nuevamente pondré fotos del paso a paso)

Calentamos el aceite y freímos la masa hasta que quede dorada. Espolvoreamos con azúcar flor.

IMG_20160725_234647[1]

1, 2, 3 una masa fácil y práctica

El mundo de las galletas nunca ha sido fácil para mí. Recetas he probado muchas, pero cuando encontré esta me enamoré, es simple, fácil de recordar y es muy versátil. Se llama masa mürbe oficialmente, pero es también conocida como 1, 2, 3 debido a que se basa en proporciones, una parte de azúcar flor, dos partes de mantequilla y 3 partes de harina.

Ingredientes:

  • 100 grs. de azúcar flor
  • 200 grs. de mantequila (es mejor si consiguen margarina de horneo, será una masa más fácil de trabajar)
  • 300 grs. de harina

Preparación:

Comenzamos tamizando los ingredientes secos en un bowl, agregamos la margarina en cubos y trabajamos con la punta de los dedos. La idea es integrar la margarina poco a poco para que envuelva el harina sin amasar. Nuestro objetivo es obtener una masa crujiente por lo que tenemos que evitar que se active el gluten. Cuando logramos una textura que parece de arena juntamos la masa con las manos y la dejamos descansar en el frío por una media hora. Pasado este tiempo nuestra masa ya esta lista para preparar lo que sea, yo la usado en galletas y  como base  de un cheesecake new york.

 

Pueden agregar esencia de vainilla, zeste de limón o cacao en polvo para crear unas galletas locas como estas:

IMG-20150929-WA0006.jpeg
Pueden quedar mucho más bonitas, pero no todo es tan perfecto