Juego de blogueros 2.0: Pie de limón

Hoy para mi participación en el juego de blogueros 2.0 voy a compartir mi receta más querida, pie de limón (este último el ingrediente con el que debíamos cocinar este mes). Cuando veo programas de cocina siempre hablan de un plato que te defina o tu plato estrella (signature dish) esta es la que primero pienso. Recuerdo que fueron mis tías quienes me explicaron cómo se hacía mi receta favorita en ese entonces. Cuando por fin la aprendí llevaba al colegio cuando me tocaba cooperar para el desayuno de los días jueves. Así que ahora cada vez que la preparo me trae recuerdos de mi niñez.

Siendo honesta, no es la receta más elaborada y perfecta, probablemente si alguien que sepa de cocina la prepara reclamaría la falta de texturas, tal vez diría que la base debe ser una masa quebrada y no esta esponja. Pero debo decirles que este es mi blog, así que yo hago lo que quiero.

Después de mucho practicar e intentar llegué a las cantidades y procedimientos que les voy a contar hoy (esto es lo más exacta que puedo ser)

Ingredientes:

Masa:

  • 3 cucharadas de mantequilla
  • ½ taza de azúcar
  • Ralladura de 2 limones
  • 4 yemas
  • 1 ½  taza de harina con polvos de hornear

Relleno:

  • 1 tarro de leche condensada
  • Jugo de 3 limones
  • Ralladura de 1 limón

Merengue:

  • 4 claras
  • ½ taza de azúcar

Preparación:

Preparar todos los ingredientes, enmantequillar el molde y encender el horno a temperatura media. Cremar la ½ taza de azúcar con la mantequilla y la ralladura de limón (hasta que se integre bien y se vuelva de un color más pálido). Incorporar las yemas una a una integrando bien. Agregar la harina poco a poco y mezclar con espátula o cuchara hasta lograr una masa que no se pegue en los dedos ¡No amase!. Vaciar al molde y presionar con las manos o una cuchara. Si la masa se pega pueden poner un poco de harina en sus manos. Pinchar con tenedor y llevar a horno por 15minutos,  científicamente sáquelo “cuando huela” (Sacar apenas comience a dorarse, esto se llama cocinar a blanco)

Mezclar la leche condensada con el jugo de limón y la ralladura de un limón. Reservar.

Batir las claras hasta punto de nieve, agregar el azúcar y continuar batiendo hasta lograr un merengue de consistencia firme. Para  probar si está listo pueden poner el bowl boca abajo sobre su cabeza, si no se cae está listo, si no van a tener que abortar la misión y darse una ducha.

Verter el relleno sobre la masa, cubrir con el merengue y dorar en el horno.

IMG_20171230_181022_HDR.jpg

Pasen a ver las recetas de los otros participantes!

Elvira: https://www.asisecomeengranada.com/

Carabiru: http://birulicioso.wordpress.com

Mónica: http://dulcedelimon.com

Eva: http://dulcesfelicidades.blogspot.com.es/

Berta: https://dulceperonotanto.wordpress.com/

Cristina: http://kooking2015.blogspot.com.es/

Ligia: https://losdulcesdeligia.wordpress.com/

Laura: https://nekokitchenglutenfree.wordpress.com/

Noelia: https://noestevezblog.wordpress.com/

Eva: https://pekandoconeva13.com/

Natalia: http://saboresdenati.blogspot.com.es/

Maryjose: http://tapitasypostres.blogspot.com.es/

Sara: https://unaitalianaenlacocina.es/

Silvia A.: http://unapizcadena.wordpress.com/

Cupcakes de limón y buttercream de vainilla

Me siento tan feliz con esta receta, hace poquito (ha pasado un mes ya) les contaba lo difícil que ha sido para mí lograr el buttercream y esta vez lo logré. I feel like a boss. Estos cupcakes los hice para el baby shower de mi prima, no le cuenten a ella, pero en realidad no tenía ninguna receta probada, así que me lancé a la piscina y afortunadamente salió todo bien.

Como tuve que aprender haciendo, me basé en una receta de Osvaldo Gross. Cuando la terminé me pareció demasiado densa, así que le agregué un poco de leche. Puede ser porque los huevos eran muy pequeños, así que cuidado con eso.

Cupcakes de limón: 

  • 240 grs de margarina de horneo
  • 240 grs de azúcar (*nota para mi yo del futuro: los encontré un poco dulces, trata con menos azúcar la próxima vez)
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla
  • 4 huevos
  • 50 ml de leche
  • 350 grs de harina
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal fina
  • ralladura de 2 limones

img_20161209_182528_hdr-1

Para comenzar vamos a ir a buscar el molde de cupcakes, le pondremos los papelitos, prepararemos todos los ingredientes y encenderemos el horno. Porque somos cocineros muy organizados. Por lo menos ustedes, porque yo no.

Ahora sí, partimos mezclando la margarina con el azúcar hasta obtener una crema suave. Aquí yo pensé que era el fin del mundo, porque no se quería cremar. Para variar no me preparé con anticipación y la margarina estaba muy fría. Afortunadamente después tomó temperatura ambiente y se mezcló.

Después de la crisis, que ustedes por supuesto no van a vivir, es momento de agregar “los sabores”, así que puse la ralladura de limón y la esencia de vainilla. En alguna de mis clases me explicaron que es importante agregar el sabor cuando estemos trabajando con materia grasa, porque así tendrá mayor presencia en nuestra preparación.

Continuamos agregando los huevos uno a uno. Cuando estén bien integrados agregamos el harina, los polvos de hornear y la sal, previamente tamizados. Aquí yo miré mi mezcla y pensé: “ahora sí que esto no resulta, está demasiado denso”, pero me iluminó un rayito de luz y le agregué un poco de leche y funcionó.

Les mentiría si les digo, como todos hacen, que puse la mezcla hasta 2/3 del molde, porque hice eso con la primera horneada y pensé que habían quedado muy chicos, así que los puse llenos, fueron al horno por 15 minutos.

Cada horno funciona de manera diferente, así que pueden probar con una brocheta y si sale seca es momento de sacarlos.

Buttercream de vainilla

Siguiendo a los grandes, para el buttercream utilicé la receta de Anna Olson.

Ingredientes:

3 claras de huevo

1/4 taza de azúcar

1/4 taza de agua

1/2 taza de azúcar

250 grs. de mantequilla sin sal

1 cda de esencia de vainilla

Tip 1: Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente

Tip 2: Hay que usar mantequilla sin sal, sí o sí

Partimos poniendo las claras en un bowl, y las batimos a punto de nieve y agregamos en forma de lluvia el 1/4 taza de azúcar. A continuación preparamos el almíbar poniendo al fuego 1/2 taza de azúcar en 1/4 taza de agua, debemos llevarlo a 115°C. Si no tienen termómetro, tendrán que esperar a que aparezcan burbujas por toda la preparación. Ahora, volvemos a encender la batidora y agregamos cuidadosamente el almíbar. Luego agregamos la mantequilla en cucharadas o trozos pequeños y la esencia de vainilla. No debemos dejar de batir hasta que el bowl esté frío.

Ahora a decorar! Esta cantidad de buttercream me alcanzó para decorar 15 cupcakes.

IMG-20161210-WA0000.jpg