Escucho: EXO

Hace unos cuatro años atrás yo no escuchaba kpop, tal vez un par de canciones que aparecían en algún dorama, pero por cosas de la vida me quedé sin doramas que ver. Así, me encontré con un reality coreano  “roommate” en el que mostraban a 11 celebridades coreanas compartir la misma casa. Entre estaba Chanyeol, integrante de EXO, en ese entonces todavía tenía 12 integrantes. Me quedé impresionada por lo mucho que trabaja y el poco descanso que tenía, en el mismo programa mostraron que estaba preparándose para lanzar un nuevo albúm y como sus roommates lo visitaban en una de las presentaciones. Se notaba que era muy importante triunfar y yo quería que así fuera.

Busqué la canción en youtube y fue mi perdición, nunca sabes donde la reproducción automática te puede llevar. De una canción fui pasando a otra y las fui encontrando todas buenas, después me perdía entre tanto integrante, así que quise aprender sus nombres y después estaba viendo videos de presentaciones y participación en programas, ya estaba perdida.

Hoy es el sexto aniverasario desde su debut, así que mi recomendado de hoy es Exo! Me es imposible elegir una canción como mi favorita, así que como ya puse la primera que conocí voy a agregar aquí la única que puedo cantar (o al menos intentar jaja)

Voy a dejar por aquí el video de su presentación durante la ceremonia de clausura de los juegos olímpicos de invierno celebrados en Corea del sur este año, sólo para que vean que estos chiquillos son geniales.

Para terminar, como estamos en el aniversario, corresponde compartir esta canción, compuesta para sus fans en uno de los momentos más dificiles de su carrera como artistas. Con esto termino por hoy, si no es posible que llene este post con videos, espero que los rumores sean ciertos y lo próximo que comparta con ustedes sobre EXO, sea mi experiencia en uno de sus conciertos.

Hoy me resultó la buttercream

Si les contara la cantidad de veces que he intentado preparar está receta; la cantidad de veces que boté la mezcla porque no sabía que bastaba con seguir batiendo para que todo se mezclara, haría una entrada de 1000000 de palabras y esos escritos tan largos no van con este blog. Se me cortó, me quedó líquida, llena de grumos, extraña. Pero hoy no, parecía un día como cualquiera en que todo iba a resultar mal, pero agregué la última cucharada de mantequilla y se transformó en la más bella y suave crema. Y lo mejor, es que la hice dulce, pero no tanto. La receta pronto…