Fracasé

Ha pasado casi un año desde la última vez que escribí y la verdad es que la vida se me ha puesto cuesta arriba y no he sabido muy bien qué escribir. A menudo me pasa que las historias que leo por ahí son súper motivantes o relatos de personas que han sabido darle la vuelta a una mala situación y en algún punto pensé que yo debería hacer lo mismo.
Pero aquí estoy yo, en medio del caos, con un objetivo súper claro, pero sin la certeza de que lo vaya a lograr. Y si no escribo sobre esto no puedo seguir adelante. No es que yo sea (o haya sido) una persona súper exitosa a la que todo lo que planifica, le resulta. Pero este año FALLÉ por primera vez, así con mayúsculas, en algo que era realmente  importante para mí.

Había planificado todo mi año y toda mi vida en base a ganar una beca para cursar un magíster en el extranjero y ni siquiera pasé a la fase de la entrevista que era la fase 0.5 de 3. Si hay algo que siempre ha sido la fuente de la confianza en mí misma es que soy buena estudiante o buena aprendiendo, pero aparentemente mis logros académicos no son suficientes y no soy tan buena como siempre creí.

Hay algo que siempre digo un poco en broma, pero cada vez más en serio: “sigue tu corazón” y puede parecer loco, pero de alguna manera sentí en mi corazón que mi destino estaba en esas tierras lejanas, que tengo que ir por alguna razón, tal vez porque hay algo que necesito que aprender o es la experiencia que necesito vivir para seguir creciendo como persona.

Así que imaginen lo convencida que estaba de que esta era mi oportunidad y que esto era para mí. Así que cuando hace tres meses atrás recibí un correo en el que me decían que no había pasado a la siguiente fase se me rompió completamente el corazón y quedé completamente perdida, sin saber qué hacer. Menos mal en el proceso de postular a la beca conocí a un par de chilenas y decidimos hacer la postulación juntas para apoyarnos. Creo que nadie puede entender mejor que nosotras lo devastador que esto fue. Gracias chiquillas, creo que si no fuera por ustedes todavía estaría tirada en mi cama llorando (porque sí, cuando recibí la noticia me puse a llorar a mares, unas tres horas hasta que me dormí, por unas mil horas, aproximadamente)

¿Pero saben qué? Todavía no me puedo rendir con esa beca. Estoy en medio de la nada, sin trabajo y con cuatro chauchas en la billetera (poco dinero), pero no puedo dejar ir esa oportunidad. Así que aquí estoy, haciendo un diplomado en el área de mi interés, estudiando un tercer idioma y en busca de un trabajo (con bastante urgencia) pero todavía con mis ilusiones intactas, porque no importa cuántas veces la vida me golpee o en cuantos trabajos me rechacen, cuando ya me convencí de algo es difícil hacerme cambiar de opinión.

Y dicen por ahí que de todo se aprende. Tal vez las cosas se han complicado después de que dejé mi trabajo estable y no me estoy haciendo más rica cada día, pero cómo persona he crecido un montón (un poco a la fuerza, un poco por voluntad propia). He tenido que aprender a ser más humilde y a experimentar e intentar cosas distintas. Por ejemplo, el año pasado estuve cuidando a mi primo de un año y  ni siquiera había cambiado pañales ni preparado mamaderas, pero aquí estamos los dos más grandes y todavía vivos. Fue con todo lo que ha pasado que he podido encontrar lo que quiero hacer en la vida.

Si miro hacia atrás no ha sido tan terrible, lo más difícil es lidiar con las expectativas del resto, porque yo sé que mi papá sufre viéndome trabajar en cosas que no son de mi profesión y se aflige pensando en cómo voy a estar haciendo eso después de 5 años en la universidad. Porque así es todo con los padres, quieren ver a sus hijos vivir una vida más fácil que la que ellos tuvieron. Pero es súper difícil vivir para cumplir con las expectativas de otros, por más cercanos o queridos que sean. Hoy todavía lo que más quiero es estar orgullosa de lo que he conseguido, no importa que no sea lo socialmente aceptable, tal vez esto es lo que me faltaba por aprender.

2 respuestas a “Fracasé

  1. Puchaaaaa 😦

    Me encanta tu resolución. El “esto no me la va a ganar” así que te mando mucha fuerza y que todo salga muy bien con el nuevo proyecto, que encuentres pega (en qué buscas? por si veo algo) y se arregle todito.

    “Pero es súper difícil vivir para cumplir con las expectativas de otros” <- eso te puede hacer muy muy mal. Créeme. Fue gran parte de por qué yo me enfermé al salir de la universidad y al final dije sabí qué más, voy a irme por otro lado, y ahí encontré pega y me empecé a mejorar de a poco.

    Me gusta

    1. Soy psicóloga, quiero trabajar en infancia, entonces me interesa las pegas en las que trabaje con niños o con su padres. Busco pega en Conce, pero si hay alguna oferta buena me movería a otra ciudad. Gracias por las buenas vibras 💖

      Le gusta a 1 persona

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s