Cóctel para 150 personas: logro desbloqueado!

Si hace un par de años me hubiesen preguntado si podía hacer un cóctel para 150 personas habría dicho sin dudar que no, que me gusta mucho cocinar, pero que eso es para alguien que sabe. Pero, este año y por segunda vez lo hice, de repente hay que aprovechar las oportunidades y confiar en una misma.

¿Cómo surgió esta oportunidad? la mejor carta de presentación es que la gente pruebe tu comida, así que cocina para las visitas, aprovecha de practicar en las fechas importantes. Yo hago esto porque no soy la persona más afectuosa, ni con gestos ni con palabras, así que yo no digo te quiero, eres importante para mí o me da gusto que estés aquí, yo simplemente regalo comida.

Así, con el tiempo la gente ha comenzado a preguntarme si vendo y cuanto cobro. Esto último si que es un tremendo tema! hay que pensar cuanto dinero inviertes en ingredientes, cuanto valen tus horas de trabajo, cuanto está bien ganar. El día que aprenda tendré que hacer una entrada sobre esto. Volviendo al tema, fue de esta manera que llegó esta oportunidad. En mi trabajo, ya había tenido la oportunidad de cocinar para mucha gente, porque aquí en Chile no puedes compartir si no hay comida. Sin embargo, nunca había estado a cargo yo de planificar las compras, ni el menú, ni nada.

La primera vez que nos lanzamos con este desafío debo reconocer que estaba tan nerviosa que mientras servía los aperitivos estuve a punto de tomarmelos todos y eso que yo no bebo alcohol, no porque sea ñoña y fome (cosa que si soy), si no porque no me gusta el alcohol.

Ahora que soy toda una experta (MENTIRA!) quiero compartir con mis tres lectoras lo que he aprendido:

  • No es una buena idea probar recetas, parece obvio, pero cuando estás pensando como presentar la mesa te vas a acordar de todos esos postres que viste, de las decoraciones con chocolate o con caramelo, que obvio no has practicado. Así que contente y has lo que sabes hacer, si puedes prueba hacerlo antes del gran día porque así sabrás mejor cuantos ingredientes necesitas.
  • Ten un buen equipo de trabajo. Si bien yo planifico la mayoría de las cosas no podría hacer esto sola. Tuve una socia cocinera (mi tía) que se encargó de algunas preparaciones, con la que fui a comprar los ingredientes, que le gusta el negocio así que tenía mucha loza para usar.  A parte estaba otra tía, mi mamá y mi hermana en la cocina y 4 amiguitas para servir las mesas. Cuando trabajas muchas horas y bajo presión necesitas gente con la que no te vas a pelear y que pueda ponerse de acuerdo sobre como hacer las cosas.
  • Ten claridad sobre como se va a presentar el cóctel, cuantas mesas, en qué espacio. ¿Para qué? para saber cuantos centros de mesa necesitas, cuantas bandejas. A mi me ayuda hacer un dibujo, que aunque no tenga habilidades yo me entiendo y así sé como emplatar las cosas cuando llega el momento.

Tenía tantas ganas de compartir esto porque a una semana del evento me sigo sintiendo feliz y orgullosa de lo que hicimos y esto me ha hecho pensar lo importante que es tomar riesgo y de lo sabía que es la vida para poner en tu camino la gente y las oportunidades para que descubras la manera en que eres feliz.

Como dicen por ahí, la vida sucede más allá de tu zona de confort, así que de vez en cuando animense a hacer algo que no hacen habitualmente.

Voy a agradecer a mi hermana por ser mi primer lectora siempre y por acompañarme en esta aventura 🙂

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s