Tarta monstruosa para Halloween!!!

En mi blog dice que esta es la historia de mis aventuras y desventuras, pero en realidad nunca he contado algo que no me haya resultado.

Así que aquí va una, la historia de mi redención con el más grande de mis fracasos culinarios.

Pocas cosas he preparado que nadie se pueda comer, pero una vez de tanto ver en la televisión esas hermosas tartas de calabaza quise tratar de hacer una. El resultado: incomible. He intentado tratar de recordar que hice en ese momento para ver que mejorar, pero mis ganas de olvidar el fracaso parece que fueron mayores.

Siendo Halloween, había que hacer algo naranjo y negro. Así que era la oportunidad perfecta de intentarlo de nuevo. El resultado ahora: una tarta monstruosa (fea en apariencia, Rica en sabor)

Les voy contar como lo hice

Ingredientes:

Para la masa:

– 100 grs de maní

– 2 cdas de cacao en polvo

– 140 grs de galletas de vainilla

– 4 cdas de mantequilla

Aquí hay que usar mi técnica milenaria, ponga todo en una procesadora de alimentos, derrita la mantequilla y mezcle directamente sobre el molde que va a usar.

Para el relleno:

-900 grs de zapallo

-6 cdas de mantequilla

-250 grs de azúcar

– ralladura de 1 naranja

-1 cdta canela en polvo

– 7 grs de gelatina sin sabor

Esta idea es de mi hermana, ella me contó que originalmente había que cocer el zapallo al vapor. Así que si tiene una vaporera puede cortarlo en cuadrados de 2 cm y si no, pueden hacer como yo y cocerlos en agua hasta que estén suaves.

Lo siguiente, es molerlo en la procesadora, sin el agua de cocción. Ponemos el puré de vuelta en la olla y agregamos el azúcar, la canela y la mantequilla. Va a tomar un color más oscuro y estará menos líquido y será momento de agregar la ralladura de naranja y retirar del fuego. Este último paso es capaz de rescatar la receta, antes de agregarla es un poco extraña la mezcla, pero póngale naranja y boom maravilloso. Créditos a mi hermana por esto, últimamente le pone ralladura de naranja a todo.

Yo agregué gelatina sin sabor para que no se desarmara al cortarla. Hidraté 7 gramos de gelatina en 30 ml de agua, la disolví a baño María y la agregué a la mezcla anterior. Ponemos todo en el molde y la dejamos cuajar en el refrigerador. Esperamos 2 horas y podemos divertirnos decorando. Espero que les quede mejor que a mí.

Antes de la gelatina, la textura del puré es parecida a la de mermelada, así que bien podría servir como relleno de un kuchen o pan, que es como lo usó mi hermana.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s